Pastor Alemán VS Dóberman

Encontrar el perro ideal para su familia no es una tarea fácil. Existen numerosas razas de perros, cada una con sus características únicas. Las familias que buscan perros más importantes -un perro de compañía y como mascota familiar- suelen decantarse por dos razas: Los pastores alemanes y los dóberman.

La verdad es que: Ambas razas tienen similitudes.

Ambas son originarias de Alemania y fueron criadas como perros de trabajo. Los pastores alemanes eran perros de pastoreo, mientras que los dóberman se criaban como perros de guardia. Esos rasgos genéticos persisten hoy en día, y los dóbermans tienden a ser más protectores.

En cuanto al tamaño, ambas razas comparten muchas similitudes.

Los pastores alemanes machos adultos miden aproximadamente 60-66 cm, un poco menos que los Dóberman (66-71 cm), pero pesan un poco más. Un pastor alemán adulto pesa alrededor de 34-40 kg, en comparación con 27-36 kg para el dóberman.

Pero más allá de estas similitudes, ambas razas tienen sus propias diferencias. En cuanto a la inteligencia, la muda de pelo, las necesidades de ejercicio y mucho más, los pastores alemanes difieren significativamente de los dóberman. Veamos a continuación las diferencias entre pastor aleman vs dóberman.

 

Temperamento

Ambas razas son muy inteligentes, alertas y leales, pero hay algunas diferencias marcadas en la personalidad.

Por ejemplo, los cachorros de pastor alemán desarrollan un apego temprano a sus dueños y siempre quieren agradar. Los dóberman, en cambio, tienden a ser más distantes y son muy inteligentes.

Ambos perros tienen altos niveles de energía, pero esto es más cierto en el caso de los pastores alemanes. Iniciar a los cachorros de pastor a una edad temprana con ejercicio mental y socialización son las claves para desarrollar un temperamento uniforme y ayudar a su perro a gastar parte de su energía natural.

En cuanto a la agresividad, ambos tipos de perro pueden ser agresivos, pero los pastores alemanes tienden a ser menos agresivos. Esa es una de las razones por las que es necesario un entrenamiento de obediencia temprano y constante para mantener este rasgo a raya. Los dóberman, en cambio, tienden a mostrar más agresividad, especialmente cuando creen que su dueño está en peligro.

El adiestramiento constante y firme es necesario para ambas razas, ya que reduce significativamente o elimina la agresividad.

 

Ejercicio

Los pastores alemanes son conocidos por sus altos niveles de energía, y eso es algo que comparten ambas razas.

Sin embargo, los pastores necesitan muchos paseos, grandes espacios para correr, así como un ejercicio mental regular en forma de entrenamiento de obediencia. Los pastores no se adaptan bien a los espacios pequeños -necesitan espacio para correr- y no suelen ser recomendables para los apartamentos.

Los dóberman también suelen necesitar ejercicio diario, pero son una raza más adaptable. A un dóberman le gustan los paseos diarios, pero puede adaptarse a vivir en un espacio más pequeño, como un apartamento.

 

Entrenamiento

Ambas razas son muy inteligentes, lo que significa que ambas son entrenables. Hay una diferencia en la forma de abordar el adiestramiento. Los pastores alemanes, por ejemplo, son conocidos por su versatilidad. Pueden ser adiestrados para una gran variedad de disciplinas, desde la competición hasta el pastoreo, pasando por la protección.

Los pastores tienden a desconfiar de los extraños, y por eso la socialización temprana es tan necesaria. Presentar a un cachorro de pastor alemán a muchas personas y tipos de situaciones diferentes ayuda a que estas situaciones sean más agradables más adelante.

Los dobermans tienden a ser entrenables, pero sus mentes curiosas y su astucia pueden hacer que sean más difíciles de entrenar. Los dobermans tienden a ser distantes, por ejemplo, y eso requiere un adiestramiento firme y constante por parte de todos los miembros de la familia. Esta es una de las razones por las que los dóbermans no son ideales para los hogares con niños pequeños, ya que es menos probable que los niños pequeños sean firmes con el animal.

 

Con los niños

Según el American Kennel Club, el pastor alemán es la raza canina número 2 en Estados Unidos, y tiene sentido.

Los pastores alemanes son devotos y cariñosos compañeros de familia. Son muy buenos con los niños, pero requieren una socialización y un adiestramiento adecuados para que se sientan cómodos con los niños pequeños. Con el entrenamiento adecuado, son una de las razas más leales y cariñosas para las familias.

Los doberman, por su parte, también pueden ser muy buenos con los niños. Pero pueden desarrollar agresividad sin una socialización adecuada y un adiestramiento constante. Es necesario un adiestramiento firme y un ojo vigilante para asegurarse de que no se produzcan malos hábitos con los niños.

Muda de pelo
Los pastores tienen una muda moderada, lo que significa que necesitan algo de aseo. Aun así, el pastor alemán es una raza de bajo mantenimiento. Es necesario un cepillado regular por su grueso pelaje, y también es necesario un baño.

Los dóbermans, por el contrario, mudan poco. Tienen un pelaje fino y liso, que requiere muy poco aseo.

 

¿Qué raza es la adecuada para usted?

Tanto los pastores como los dóbermans son animales de compañía cariñosos y leales, pero eso empieza con un compromiso de adiestramiento. El adiestramiento de obediencia del perro debe comenzar pronto con ambas razas, lo que es una consideración a la hora de elegir cualquiera de ellas.

En cuanto a qué tipo de perro es el adecuado, si dispone de un patio grande, tiene tiempo para comprometerse con el ejercicio diario y el adiestramiento mental, y no le importa que haya un poco de pelo de mascota en casa, el pastor alemán es un compañero devoto y cariñoso. Sin embargo, si vive en un apartamento, un dóberman puede ser la mejor opción.

Deja un comentario